Bill Gates y su esposa ofrecieron 100 mil dólares para financiar la investigación para mejorar los condones; para el magnate de Microsoft el problema es que las personas no los usan debido a la falsa percepción de disminución del placer.