Tras la muerte por inyección letal de Edgar Tamayo el 22 de enero, el siguiente en la lista es Ramiro Hernández Llanas, tamaulipeco; se le acusa de la muerte de su empleador y la violación de la mujer del mismo, a pesar del “retraso mental” del hombre que su defensa apela.

penamuerte_excelsior

El pasado miércoles el mexicano originario de Morelos Edgar Tamayo Arias murió  a las 21:30 horas cuando el estado de Texas aplicó la inyección letal en la cárcel de Hunstville en Houston, Texas. El hombre de 46 años enfrentó cargos por el homicidio de un policía hace 20 años. Días después las miradas se vuelven hacia el próximo mexicano que tendrá el mismo destino.

Según información de Animal Político, el 9 de abril de este año la cita del gobierno texano será con Ramiro Hernández Llanas, quien nació en Tamaulipas, recibió sentencia en 2000 por el homicidio de Glen Linch, profesor de la Universidad de Baylor con quien trabajó haciendo labores de carpintería durante 1997. Hernández asesinó a Linch el 14 de octubre de ese año al atacarlo con una varilla metálica. Posteriormente el hombre supuestamente atacó a la mujer de Glen, Lera, a quien violó en repetidas ocasiones. La señora Linch declaró que el agresor estaba fuera de sí.

Ramiro Hernández Llanas Imagen: Crime About

Ramiro Hernández Llanas
Imagen: Crime About

La policía lo detuvo al día siguiente y tres años después recibió como sentencia la pena de muerte; en ese entonces se apeló que su declaración no podía tomarse en cuenta porque nunca se le notificó sobre sus derechos, lo que su defensa presentó como recurso además del retraso mental que padece el mexicano. El caso de Ramiro Hernández Llanas será el cuarto amparado por el fallo de la Corte que no se revisa en Texas.

Los abogados de Hernández argumentaron que el reo sufre de retraso mental ya que desde el caso Atkins vs. Virginia en 2002, la Corte en el país vecino no procede a la inyección en condenados que presenten este tipo de condiciones mentales, a lo que los tribunales de Texas respondieron que “no hay suficiente evidencia” sobre el estado del acusado.

Ante esta revelación comenzaron los testimonios de familiares: Jorge Hernández, hermano dos años mayor que Ramiro declaró que la situación de su hermano era real: desde los cuatro años Ramiro se unió a la recolección de chatarra, principal fuente de ingresos de su familia, pero siempre tuvo problemas ya que no distinguía los contenedores correctos para los desechos. Le costó trabajo avanzar en la escuela porque no aprendía y sólo llegó a cuarto año de educación básica, por lo que su padre lo apodó “el burro”.

Yolanda, hermana diez años mayor, declaró que ella se encargó de él durante mucho tiempo porque no podía ni bañarse por sí mismo. Describió que su madre le gritaba y le pegaba “a veces sin piedad”. Refirió que su hermano siempre actuó como un niño, con dificultades para aprender cualquier cosa, para escribir o para repetir sus lecciones.

Desde 2004 México insistió que la Corte internacional de Justicia (CIJ) revise 51 casos de mexicanos en el país vecino. A pesar de esto la Suprema Corte de Justicia en Estados Unidos determinó en 2005 que las órdenes de la CIJ pueden no cumplirse en todos los estados, por lo que en Texas se ejecutaron tres hombres en los últimos años: José Ernesto Medellín Rojas en 2008, Humberto Leal García en 2011 y recientemente a Edgar Tamayo en 2013.

Edgar Tamayo Imagen: Foro TV

Edgar Tamayo
Imagen: Foro TV

A continuación la lista de mexicanos que perecieron en Estados Unidos en el último siglo:

1. Agapito Rueda: murió en la silla eléctrica el 1 de noviembre de 1926, se convirtió en el primer mexicano en Estados Unidos en acatar esta forma de muerte.

2.- Emiliano Benavides: también murió en la silla eléctrica. Su fecha de muerte: el 8 de agosto de 1942.

3.- Ramón Montoya Facundo: el 25 de marzo de 1993 murió por inyección letal después por matar a un policía encubierto en Dallas.

4.- Irineo Tristán Montoya: murió por inyección en Texas el 18 de junio de 1996 tras la condena por asesinar con 22 puñaladas a John Kilheffer, en 1985.

5.- Benjamín Mario Murphy: el 17 de septiembre de 1997 falleció por inyección letal. Se le acusó de asesinar a una oficial de la Marina estadounidense.

Imagen: Primera Plana

Imagen: Primera Plana

6.- Miguel Ángel Flores: murió por inyección letal el 9 de noviembre del 2000. Culpable del secuestro, violación y muerte de Angela Tyson de 20 años en 1989.

7.- Javier Suárez Medina: falleció vía inyección letal el 14 de agosto del 2002 después de 14 prórrogas de sus abogados.

8.- Ángel Maturino Resendiz: la inyección letal mató a “El Asesino de las Vías” el 27 de junio del 2006. Responsable de homicidios en Ciudad Juárez, México y Estados Unidos.

9.- José Ernesto Medellín: inyección letal el 5 de agosto de 2008 por la violación y asesinato de dos adolescentes.

10.-Humberto Leal García: el 7 de julio de 2011 murió por inyección por la violación y asesinato de una chica de 16 años en 1994.

Imagen principal: Excélsior